Tienda detailing

¡TODO PARA MIMAR TU COCHE!

 

Se compran revistas de coches antiguas

Ofertas en el email

pieldetoro@telefonica.net

 

 

 

 

 

Seat 128: Opina la prensa

 

 

En Tenerife representantes de todos los medios de información nacionales han probado los nuevos Seat 128 3 Puertas en recorridos superiores a los 200 kilómetros. Resumimos a continuación las opiniones que de este modelo escribieron al regresar.

 

 
 

La suspensión responde al concepto de avance técnico con el que se ha diseñado. El sistema es de cuatro ruedas independientes, permitiendo en toda circunstancia una mejor adherencia al suelo y una perfecta estabilización de los ocupantes, aislándolos de las irregularidades de la carretera.

 

La suspensión delantera es de tipo Mac Pherson y la trasera, por primera vez en un automóvil Seat, es también McPherson, con amortiguador hidráulico y ballesta transversal para acentuar el efecto autoestabilizador.

 

 

 

 

 
 

PRUEBA

 

La prueba de presentación fue realizada sobre 288 kilómetros, recorrido que nos sirvió, además de ver las excelencias y pequeños fallos de este coche, para admirar la majestuosidad, encanto y belleza de esta isla, con su variedad de paisajes y de climas, y con el “padre” Teide dominando todas las panorámicas.

  

Durante estos 288 kilómetros el coche circuló por todo tipo de carreteras, con fuertes rampas de subida y de bajada. El estado del suelo no pudo ser más variado, al igual que el firme. Nos encontramos tramos calentados por el sol, mientras que en otros existían trozos de hielo. Algunos kilómetros los hicimos con fuerte lluvia y aguanieve. El coche, en esta toma de contacto, se portó bien. Tiene una gran estabilidad; el reprís —íbamos en uno con motor 1.438 c. c.— es bueno; su comodidad delante es bastante aceptable al igual que la visibilidad: los frenos no nos hicieron ningún feo; su velocidad punta y consumo nos fue prácticamente imposible calcularlo, si bien la primera debe ser alta, y el segundo bajo.

  

En resumen, el Seat 128 3 Puertas será muy práctico para aquellas personas que deseen tener un automóvil de dos puertas laterales y que además necesiten transportar grandes bultos, dado que los asientos traseros son abatibles y puede quedar el coche hecho furgoneta. En cuanto a los fallos, no los hemos enumerado porque, realmente, la toma de contacto ha sido pequeña y, por consiguiente, los posibles defectos no han salido a relucir, si bien hemos encontrado que el ruido del motor era algo elevado.

 

 

 

 

 
 

Tiene buen confort el 128 3 Puertas, con asientos amplios, envolventes y de perfil anatómico. Los delanteros son abatibles, regulables y desplazables. Van tapizados en paño. El techo está acolchado y el piso va alfombrado.

 

El panel de instrumentos es muy completo, con cuentavueltas.

 

En fin: escribiríamos bastante más de este coche, que tendrá aceptación. SEAT ha programado una producción de ochenta diarios, con capacidad de ampliación al centenar.

 

Y por último, algo fundamental: los precios. El 128 3 Puertas 1200 se colocará en fábrica a 245.300 pesetas y el modelo con motor 1430 a 257.000.

 

La salida de este modelo —según nos dijeron— no implicará la desaparición de ninguno de los que actualmente fabrica la marca.

 

 

 

 

 
 

CONFORT Y ACABADOS BIEN TRATADOS

 

Atractivo principal de esta clase de vehículos debe ser el de su presentación. Tanto como la comodidad de sientes, pesa un tablero de instrumentos acorde con la condición del coche en cuanto a su vocación más o menos deportiva. En ambos aspectos la casa fabricante ha cumplido dando la medida exacta, sin quedarse corta, pero tampoco sin pasarse, pues no se trata de un coche de lujo fuera de serie.

 

El volante es el mismo del Sport 1200 de dos trazos. No es de formas muy deportivas, pero cumple. En cuanto al tablero de instrumentos sobre fondo mate, es, a la vez, completo y simple. Con una mirada fácil se advierte en seguida la velocidad a que vamos o el número de vueltas a que gira el motor, lecturas reflejadas en dos grandes esferas de números bien visibles; en extremos opuestos a ellas, dos pequeños “relojes” nos dicen cómo va la temperatura del motor y la presión del aceite, respectivamente. Los demás controles son por medio de lámparas testigo. Realmente no se precisa más. Las teclas de luces y demás, así como los mandos de la calefacción o el cenicero, quedan muy a mano, disponiéndose también de una bandeja portaobjetos.

 

Tanto los asientos delanteros como los posteriores son de una forma anatómica muy envolvente que convence. Se pueden tomar las curvas sin que los viajeros se desplacen a un lado u otro y los asientos delanteros además de los reposacabezas integrales llevan los puntos de anclaje superiores de los cinturones de seguridad muy bajos, para que no “degüellen” —en sentido figurado— al usuario durante la marcha y puede que en realidad en caso de accidente lo que en otros no bien instalados podría suceder; en este coche no, como decimos. Otro detalle muy de alabar es el tapón de la gasolina con llave, que no es corriente ver incluso en coches de mucha mayor enjundia y precio.

 

Tamo la seguridad activa como la pasiva están muy bien estudiadas, y en conjunto se trata de un modelo indudablemente interesante. Si en Fiat hay dos modelos de éxito dentro de su amplia gama, uno es por cifras de venta el 127 y el otro, dentro de su relativo mercado, es el 128 3 Puertas. Es de suponer que aquí ocurra lo mismo, sumándose al que ya tiene el 127, los de la serie 124 y los de la 131. En próximo número haremos una prueba dinámica tal como se merece el recién nacido Seat.

 

 

 

 

 

(“Levante”, 17-XII-76)

 

 

El empeño que están poniendo de manifiesto las marcas españolas para conseguir cubrir todos los huecos producidos por la demanda —que la hay, a pesar de la crisis—, es notorio. Cada vez, los escalones en las gamas nacionales son más cortos, y en SEAT, por razones obvias, están perfectamente sincronizados, sobre todo, en la gama media, que es

donde hay que situar a este recién nacido 128 3 Puertas. Un break —puerta trasera— de triple personalidad, como nos dice la marca en la documentación suministrada en la presentación. Sin duda, por los conceptos sobresalientes de capacidad, linda y doble uso, inherente a la puerta trasera.

 

 

 

 

VICENTE SEGURA (“Ultima Hora”, 27-XII-76)

 

 

TRES POSIBILIDADES DE USO

 

Incrédulos debe haber que pongan en duda lo de las tres posibilidades de uso en un solo coche. Sin embargo, su relativamente amplio espacio interior le capacita para albergar cuatro personas perfectamente acomodadas y cinco normalmente estrechas. Por otra parte, la puerta trasera ofrece todas las posibilidades de un break una vez abatido el asiento posterior. Por último, sus posibilidades técnicas (77 CV. DIN a 5.400 r. p. m. y un par máximo de 11,3 mkg. a 3.400 vueltas) unidas a una magnífica relación peso potencia, le permiten alcanzar, partiendo de cero, los cuatrocientos metros en 19,6 segundos y los mil metros en 36,5 segundos.

 

Marchando a 90 kilómetros hora con quinta velocidad y en llano, el morro se empina de forma muy sensible al apretar el acelerador.

 

Naturalmente, en el aspecto “prestaciones” el modelo de 1.197 c. c. pierde puntos respecto a 438 c. c., aunque no por ello deja de ser un coche muy ágil y seguro.

 

SUPERIORIDAD SEAT SOBRE FIAT

  

Pese a que, como comentábamos antes, el 128 Seat y Fiat sean exactamente iguales en el aspecto externo, existen serias y definitivas diferencias en la parte motriz, puesto que como han podido comprobar, el modelo español monta dos motores sobradamente experimentados, de 1.200 y 1.430 c. c., mientras que el Fiat monta 1.100 y 1.300 c. c., respectivamente.

 

Ventajas, pues, plena de Seat sobre Fiat en este modelo.

 

 

 

 

 
 

MOTORES COMPROBADOS

 

En el aspecto mecánico, SEAT no ha seguido a la casa madre, ingeniándoselas para instalar las mecánicas 1200 (de los 124-D normal y LS, ya acoplada transversalmente en el 1200 Sport) y 1430 (del 124-D Especial y el 131), desde hace largo tiempo en producción en España, por tanto, conocidas y acreditadas. Esto nos va a permitir presumir frente a los italianos de tener coches algo más potentes que los suyos, equipados con motores de 1.100 (63 CV.) y 1.300 (73 CV.). Las versiones españolas dan, respectivamente, 67 y 77 CV. DIN. No vamos a seguir hablando de estos motores porque son conocidos por todos, para pasar a centramos directamente en la caja de cambios, que no es ya la del 127, como ocurre en el 1200 Sport, sino la que se diseñó para el 128 y que hasta ahora no poseía SEAT.

 

La característica que mejor la define es su compacta realización. Al carecer de árboles de transmisión, grupos cónicos, etc., las pérdidas energéticas son mínimas y el rendimiento del motor llega íntegro a las ruedas.

 

La transmisión se inicia con un embrague monodisco de gran progresividad y que funciona en seco, mandado de forma mecánica. El diámetro del disco conducido es de 190 milímetros.

 

La caja de cambios es de diseño muy moderno y en ella se incorpora la tecnología más garantizada que hoy día se desarrolla en Europa. El sincronizador por anillos elásticos es el del tipo BW para la primera y segunda y sistema Porsche para la tercera y cuarta. Esta caja ofrece al conductor cuatro marchas adelante y una hacia atrás, estando las cuatro primeras sincronizadas. Los engranajes son helicoidales en toma constante, funcionando en baño de aceite. El accionamiento se realiza mediante una palanca cromada, con empuñadura negra, situada en el piso del coche.

 

Las relaciones de desmultiplicación son las siguientes

 

•  Primera velocidad, 3,583 a 1.

•  Segunda velocidad, 2,235 a 1.

•  Tercera velocidad, 1,454 a 1.

•  Cuarta velocidad, 1,042 a 1.

•  Marcha atrás. 3.714 a 1.

 

En la particular concepción de transmisión del 128 3 Puertas, un engranaje hace las veces del árbol de transmisión, engranando directamente y de forma simple con el sistema diferencial. La reducción final en el puente es de 17/64 para el modelo base y de 17/61 para el Especial.

 

La salida del diferencial se realiza por dos semiejes flotantes, unidos por juntas homocinéticas tripoides y que enlazan con las ruedas por unas segundas juntas homocinéticas, pero a rótula o de esfera, sistema que es el que ofrece mayor garantía para un automóvil de tracción delantera, en que las ruedas que mueven el coche son a la vez directrices.

 

 

 

 

 
 

NOVEDAD EN LA SUSPENSION

 

La suspensión trasera del 128 3 Puertas, por primera vez en un automóvil Seat, es también McPherson ; como la delantera. Con amortiguadores hidráulico y ballesta transversal, para acentuar el efecto autoestabilizador, con las consiguientes ventajas, como son: eficaz acción antibalanceo, lo que pone de manifiesto la robustez de este tipo de suspensión, fácil de mantenimiento, y que ofrece una estabilidad incomparable, teniendo desde luego las características de este nuevo modelo.

 

Dentro del apartado de ruedas, podemos informar que alzan neumáticos radiales de dimensiones 145‘ SR 13”, similares a los del 131 L.

 

En cuanto a la columna de dirección, es de seguridad, yendo articulada con dobles juntas cardan, evitándose así la posibilidad, caso de un accidente, de que pueda perjudicar al conductor. Un volante de pequeño diámetro y un completo cuadro de mandos, dan el toque final que precisa todo deportivo.

 

Dentro del apartado frenos, tres circuitos independientes aseguran la retención del Seat 128 3 Puertas en toda circunstancia. De disco en las ruedas delanteras y tambor en las traseras, un servofreno de depresión actúa sobre el doble circuito hidráulico, lo que infiere una gran según dad.

 

Según sus fabricantes, este nuevo modelo de inminente lanzamiento, es de auténtico lujo, no regateando nada para equiparlo con los refinamientos y elementos de máximo confort, destacando sus asientos delanteros de perfil envolvente, desplazables, naturalmente, para permitir el paso a los pasajeros que viajen en la parte trasera.

 

Muy amplia es la literatura en torno a este nuevo modelo, lo que nos impide explayarnos, como sería nuestra intención; pero sí queremos destacar que el Seat 128 3 Puertas rompe radicalmente con algo casi consustancial hasta la fecha en los coches deportivos, como era el acceso a su interior. Esto ha sido resuelto con tres amplias puertas, de gran amplitud y arco de maniobra.

 

 

 

 

 
 

PRESTACIONES Y CONSUMO

 

En lo poco que hemos andado con el 128 se nos han antojado unas prestaciones francamente buenas teniendo en cuenta que el coche estaba sin rodar.

 

Debemos señalar que cuando el coche lo llevamos rápido —por encima de los 120 km/h.— el frontal le frena un poco. También queremos apuntar que tiene mucha aceleración en baja. Por lo que respecta al consumo, diremos que éste es casi mínimo. Creemos que es uno de los logros de SEAT para este modelo al incorporarse ese carburador italiano, casi mágico, conocido por DMTR. En conducción rápida y difícil —sin poder meter la cuarta— el consumo fue de 13,79 litros (ascensión al Teide). Despacio, conducido con tranquilidad, casi en plano turístico, 6 litros. Increíble.          

 

 

 

 

 

JOSE A. POLO (“Hoy”, 19-XII-76)

 

 

TRIPLE PERSONALIDAD

 

La estabilidad tuve ocasión de ponerla a prueba en distintos tipos asfaltados en las cuatro condiciones climatológicas por la que pasamos: seco, lluvia, niebla-hielo y nieve. Asimismo la dirección es lo suficientemente rápida y precisa como cualquiera de cremallera. Su desmultiplicación hace que incluso a coche parado se pueda girar sin esfuerzo las ruedas, lo que ya es una ventaja para las féminas, especialmente en las maniobras de estacionamientos.

 

Los frenos, con un sistema que está dando buen resultado, combina los discos delante y los tambores detrás y asistencia por depresor que en ningún momento fue brusco en su cometido hacen que en este apartado también merezca elogios.

 

Por lo que respecta a las partes negativas es de justicia reconocer que si bien es cierto que la luz de cruce es pobre, en contradicción con la larga cuya potencia lumínica hace muy segura la conducción nocturna, y la insonorización de la parte posterior es necesario mejorar, ello no será problema en los vehículos de serie que contarán como es lógico con un adecuado control de calidad, cosa que en los nuestros, por las prisas de presentación, no fue posible acondicionar, pues no olvidemos que los coches de prensa fueron los primeros de la cadena de montaje y a más señas los prototipos de la serie que se empezará a comercializar por Reyes como regalo.

 

Creo sinceramente que el nuevo Seat 128 3 Puertas, lleva implícito en su propia denominación 3 Puertas, su carácter de “triple personalidad“, o si se quiere “triple prestación”, más definitorio aún que el 3 Puertas, con que también se le ha designado.

   

 

 

 

 

LUIS DUPRE (“La Vanguardia”, 22-XII-76)

 

 

MOTORES

 

El motor 1.197 c. c. es un cuatro cilindros de 73 mm. de diámetro y 71.5 de carrera y desarrolla una patencia de 67 CV. DIN a 5.600 revoluciones por minuto. El par máximo es de 9.2 mkg. y lo alcanza a las 3.700 vueltas por minuto, dentro de una curva de variación muy suave. La relación de comprensión es de 8.8 a 1. Las válvulas de admisión y escape van situadas en cabeza, así como el eje de balancines.

 

El motor 1.438 también es de cuatro cilindros, con 80 mm. de diámetro y 71,5 de carrera y la potencia es de 77 CV. DIN a 5.400 revoluciones. La relación de comprensión alcanza los 9 a 1, con lo que el rendimiento energético es máximo, reduciéndose el consumo. El par máximo lo alcanza a las 3.400 vueltas, con un valor de 11,3 mkg. La alimentación del motor es por bomba de doble membrana, que impulsa la gasolina hacia un carburador de doble cuerpo, colocado invertido. El segundo cuerpo actúa por depresión al alcanzar una velocidad alta, con lo que se puede lograr un consumo bajo.

 

El motor forma un conjunto con el embrague y la caja de cambios, ésta actúa en paralelo a su salida sobre el diferencial, de forma que palieres y ruedas giran en el mismo sentido que el cigüeñal. Esta configuración permite un medio acceso a los elementos de servido del motor y destinar un mayor espacio a los ocupantes, al ampliar hacia adelante las dimensiones del habitáculo.

 

La transmisión, al carecer de árboles grupos cónicos, etc., es de compacta realización y su funcionamiento es seguro, práctico y eficaz. La caja de cambios es de cuatro marchas adelante y una hacia atrás, las cuatro primeras sincronizadas.

 

La suspensión es independiente en las cuatro ruedas, y la delantera de tipo McPherson.

 

El volante es de pequeño diámetro y el mecanismo de dirección es de cremallera, con tirantes simétricos e independientes para cada rueda. La columna es de seguridad, articulada con dobles juntas cardan para evitar que en caso de impacto pueda actuar contra el conductor.

 

Los frenos constan de tres circuitos independientes, el primero a través de un servo actúa sobre las ruedas delanteras, que llevan discos; el segundo, que actúa a la vez que el primero y a través del servo frena las ruedas traseras, cuyo sistema de retención es a tambor.

 

En la carrocería los diseñadores se propusieron conseguir la máxima seguridad pasiva de los pasajeros, adoptando una línea deportiva de gran penetración aerodinámica, lo que se ha logrado con una estructura de elevada resistencia a la torsión y a la flexión, que protege el habitáculo.

 

El cuadro de instrumentos contiene el velocímetro cuentakilómetros y cuentavueltas, control de la temperatura del agua y del nivel del combustible. Sólo echamos de menos un cuentakilómetros parcial.

 

RECORRIDO DE PRUEBA

  

Dando una vuelta completa a la isla de Tenerife, realizamos la prueba del Seat 128 3 Puertas con el modelo propulsado por el motor de 1.438 c. c., que resultó satisfactoria en absoluto, tras un recorrido de unos 300 kilómetros, en el que desde el Puerto de la Cruz subimos hasta Las Cañadas, salvando un desnivel de más de 2.300 metros, hasta situamos al pie de del Teide. Luego, descenso hacia Puerto Santiago, Santa Cruz de Tenerife, Puerto de la Cruz. Sobre carreteras de fuertes pendientes y de trazado muy sinuoso, el coche respondió siempre perfectamente, no acusó el fuerte viento que soplaba en las alturas, ni la ratificación del aire y se aguantó sobre el piso humedecido por la niebla. No le faltó potencia en las empinadas cuestas, respondió a los frenos en las bajadas y se mantuvo sin vacilaciones en las curvas. Cumplió perfectamente su misión como berlina familiar y como coche de prestaciones deportivas.

 

El precio franco fábrica del Seat 128 3 Puertas será de 245.300 pesetas para el modelo 1.197 y de 257.000 pesetas para el 1430, incluido antirrobo y cinturones de seguridad. Son opcionales los cristales de color y la luneta térmica.

   

 

 

 

 

(“Motor y Dinero”, 12-XII-76)

 

 

USOS MULTIPLES

 

Ahora, el 128 3 Puertas viene a nuestro mercado en la más actualizada de las versiones y creemos que será la única que salga de las cadenas de montaje de Seat. El 128 3 Puertas está

justo en la zona en la que no se hace desear el complemento de coupé ni de la berlina. Este modelo, precisamente, tiene características de una berlineta con el aditamento de una gran puerta trasera y su transformación en un break, con lo cual toma ventajas de cada una de las otras versiones.

 

Una de las mejores cosas del 128 3 Puertas es su concepción de cara a usos múltiples. En unas dimensiones que no son excesivas, bastante por debajo de 4 m., se han logrado cuatro plazas sumamente amplias y hasta cinco, quedando espacio suficiente atrás para que los pasajeros no se magullen las rodillas contra los respaldos anteriores. La capacidad del maletero es únicamente buena y, en caso de necesidad, se puede suprimir la bandeja posterior, permitiendo el acomodo de bultos rebeldes a la colocación.

 

La forma de abatir los respaldos de los asientos delanteros permite también una utilización poco frecuente. Finalmente, los asientos traseros son abatibles y ello deja un amplio espacio de carga a través del espacioso portón.

 

Se trata, ante todo, de un coche práctico, muy versátil, adecuado para toda dase de utilizaciones tanto familiares como profesionales.

        

 

 

 

 

(“Autopista”, 19-XII-76)

 

 

PRESTACION BRILLANTE, CONSUMO DISCRETO

  

Algo menos de 300 kilómetros, a lo largo de las variadas rutas tinerfeñas, han sido suficientes para convencemos de que en el 128 3 Puertas tenemos un coche sumamente interesante. Las tres "personalidades" que, entre otras acepciones, pueden considerarse atadas, en su denominación se entremezclan en forma muy razonable. Efectivamente, la habitabilidad interior corresponde a la de una berlina de tipio medio/pequeño; su capacidad de carga, con el asiento trasero plegado, es la de un break de menos de cuatro metros de longitud, y en cuanto a sus posibilidades en conducción deportiva, son encomiables; con una prestación pura, en la versión 1.430, de valor absoluto francamente elevado.

 

La versión que probamos más a fondo fue la de motor 1.430. Si bien el kilometraje real del coche no llegaba a los 900 kilómetros, nos dio unas prestaciones que superan tanto a las de 1200 Sport como a las del 124/1430 ”potenciado". En realidad, en velocidad punta, el 1200 es ligeramente superior, gracias a su aerodinámica, pero en cuanto el 3 Puertas esté rodado, estamos seguros de que igualará o superará los 157 kilómetros por hora, que son el crono conseguido por nosotros con el pequeño Sport.

 

En cuanto a consumos, hay para todos los gustos. Con el 1.430 hicimos un recorrido de montaña durísimo, de unos 100 kilómetros, consistente en cruzar la isla por lo más agreste; baste decir que subimos a más de 2.600 metros, habiendo comenzado y terminado al nivel del mar. En la bajada, los frenos dijeron "no va más", pero por liquido más que por forros, ya que bombeando rápidamente, se conseguía cierta frenada. La conducción fue hecha al tope que la prudencia recomienda, y aun así, y con poco o nulo tráfico, no se consiguió más que 64.9 kilómetros de promedio, en tan adversas circunstancias (la cuarta se utilizó tan sólo en contadas ocasiones), el consumo se elevó a 13.76 litros por 100 kilómetros.

 

Durante la toma de prestaciones y posterior desplazamiento, el consumo se quedó justo por debajo de los 10 litros, y en un recorrido por carretera muy buena y casi llana, a 100 por hora y promedio de 92, el consumo arrojó la increíble cifra de 5.66 litros. Otro 128, éste de motor 1 200, que nos acompañó en este recorrido, consumió a razón de 6,27 litros, luego es evidente que a marcha moderada el coche es económico. Dicho 1.200, en un recorrido de montaña menos exhaustivo, y conducido de forma no tan exasperada, se conformó con 10.2 litros.

 

 

 

 

 

(“Faro de Vigo”, 31-XII-76)

 

 

El nuevo Seat 128 3 Puertas lleva implícito en su propia denominación 3 Puertas, su carácter de “triple personalidad” o “triple prestación”. En este coche se ha logrado el difícil equilibrio entre la capacidad de la berlina familiar, con la línea del coche deportivo y el doble uso inherente a la puerta trasera. Este coche responde a un concepto técnico muy evolucionado del automóvil sport. Reúne una mecánica moderna de motor brioso, situado transversalmente en la parte anterior, con tracción a las ruedas delanteras.

 

 

 

VICENTE LOREN (“El Correo Catalán”, 28-XII-76)

 

 

La Sociedad Española de Automóviles de Turismo SEAT, en su afán de mantener bien alto su justo prestigio alcanzado, ha efectuado la presentación de un nuevo modelo, el Seat 128 3 Puertas, cuya presentación a los medios informativos nacionales se efectuó recientemente en Tenerife. Los dirigentes de Seat eligieron un itinerario de unos 300 kilómetros de recorrido por carreteras tinerfeñas, que ofrecieron evidentes dificultades, para poner a verdadera prueba el rendimiento de los dos modelos, que equipan motores de 1.197 c. c. y 1.434 c. c. Durante el recorrido tuvimos un tiempo bien dispar, con sol, lluvia, aguanieve y fuerte viento que hizo más difícil el recorrido, pero que salvaron con indiscutible eficacia y excelente rendimiento.

 

 

 

JOSE LUIS GANCHEGUI (“El Europeo”, 25-XII-76)

 

 

FACIL ACCESO

  

El nuevo modelo Seat 128 3 Puertas corresponde a un berlina tres puertas, cuyo concepto técnico, bastante evolucionado, lo caracteriza un tanto como automóvil sport. La parte frontal es lo más destacable en cuanto a su carrocería y aspecto exterior. En cuanto a la parte posterior, a pesar de tener una amplia luneta, se nos hace muy similar a la de tantos y tantos vehículos que adoptan ahora la línea un tanto cortada. La tercera puerta cumple perfectamente con su cometido de fácil acceso al portaequipajes o al habitáculo posterior, una vez replegado el respaldo hacia delante.

 

 

 

ANGEL ARREDONDO (“Ya”, 16-XII-76)

 

 

Dada la orografía más montañosa de nuestro país y la escasez de autopistas, SEAT decidió instalar motores más potentes. Así, en España dispondremos de dos cilindradas (1.197 y 1.438), según las exigencias de cada usuario. El primero proporciona una potencia de 67 CV. DIN a 5.600 vueltas, mientras que el segundo llega a 77 CV. DIN a 5.400 r. p. m. Al tener motores mayores se ha variado su posición y se les ha dotado de un radiador más grande. Los palieres son también más largos (recordemos que es tracción delantera) y el varillaje del acelerador también tiene más recorrido.

 

Al disponer de mayor potencia, los ingenieros de SEAT decidieron pasar a un embrague de mayor diámetro que resista mejor, y se inclinaron finalmente por uno de 190 mm. que es idéntico al montado por Volvo. El resto, exceptuando el tubo de escape de mayor diámetro, es prácticamente igual al modelo italiano: dirección de cremallera articulada, frenos de disco delante y tambor atrás (con servofreno, doble circuito y corrector), suspensión McPherson delante y también atrás (usada por primera vez por SEAT en el tren trasero), carburador de doble cuerpo (con apertura del segundo mecánica), instrumentación deportiva, etcétera.

 

 

 

(“Diez Minutos”, 15-1-77)

 

 

Recientemente ha sido presentado en Canarias el nuevo Seat 128 3 Puertas, al que bien puede calificarse como un coche juvenil y familiar a la vez. Por su capacidad y doble uso, inherente a la puerta trasera, responde al concepto actual de lo que debe ser un automóvil para “todos”. Pero a la vez, por reunir una línea muy moderna y una mecánica briosa y de altos rendimientos, se encuadra dentro de la técnica más evolucionada del automóvil sport. Se fabrica en dos versiones, con motores de 1.197 y 1.438 c. c. y su precio oscilará entre las 245.000 y 257.000 pesetas para cada modelo, esperando que pueda comenzar su comercialización dentro de este mes de enero.

 

Como ya la prensa diaria y las revistas especializadas nos han hablado de sus características técnicas, creemos que nuestros lectores preferirán unas fotos del coche “ilustradas” con la belleza de dos guapas azafatas, que gustosamente han posado especialmente para nuestra revista.

 

 

 

JOSE A. CEPEDA (“Región”, 28-XII-76)

 

 

La casa dice que el Seat 128 3 Puertas "responde a un concepto técnico muy evolucionado del automóvil sport". Y no le falta razón, porque el 128, en cualquiera de sus versiones (1.197 centímetros cúbicos o 1.438), tiene motor suficiente para responder en los momentos difíciles y, por supuesto, una buena estabilidad. Acaso la cuarta velocidad sea, en relación con la tercera un tanto corta, pero en todo caso hay un margen —precisamente en la tercera— que le permite a uno salir de apuros. La cuarta o directa, sin pisar en exceso y en terreno propicio, se pone a una velocidad de crucero verdaderamente aceptable.

 

 

 

(“El Ideal Gallego”, 9-I-77)

 

 

INGENIERIA DE APLICACIÓN

  

Una de las características más sobresalientes del Seat 128 3 Puertas es su ingeniería de aplicación, es decir, la técnica adoptada de interrelación entre los distintos elementos transmisores de la energía del motor. Es precisamente esta ingeniería concreta la que en el momento actual han empezado a aplicar las grandes marcas, y en esta especialidad el 128 3 Puertas dispone del mayor bagaje de experiencia reunido por los fabricantes mundiales.

 

El dominio adquirido con la gama Seat 127 fue revalidado con el Sport 1200, que supuso un importante avance al aplicar la teoría de giro del motor coincidente con las ruedas motrices a motopropulsores de grandes potencias. Hoy día, se ha generalizado este progreso técnico, (festinado a obtener el máximo rendimiento de los motores, con lo que con cilindradas medias (1.197 centímetros cúbicos o 1.438 centímetros cúbicos) se pueden obtener los mismos resultados propios de automóviles de mayor número de cilindros y capacidad volumétrica, alimentados con complica dos sistemas de carburación.

 

La técnica del 128 3 Puertas consiste en la colocación transversal del motor formando un conjunto con el embrague y la caja de cambios. Esta actúa en paralelo a su salida sobre el diferencial, de forma que palieres y ruedas giran en el mismo sentido que el cigüeñal, evitando las pérdidas energéticas que se producen al cambiar el sentido de todo movimiento de rotación.

 

 

 


· Texto: SEAT nº 118 (Enero 1977)

 

 

 
 
   

 

 

 

 

Otras pruebas relacionadas

 
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 

Comentarios de los lectores: 1
 

 

1. Ricardo

Buenos augurios de la prensa de entonces al Seat 128 3p

 

 

      

 

 

Comentarios desde pieldetoro

 

Nombre: 
Email: 
CODIGO DE SEGURIDAD requerido: introduzca el  número 1234 
Comentario: 

Comentarios desde facebook
 
 

 

 

¡MAS DE 4.000 REVISTAS ORIGINALES!

Buscar en el texto descriptivo:
Revista:

 

 

 

 

Tienda detailing

¡TODO PARA MIMAR TU COCHE!