90x180 Subasta de coches clásicos

 

recambioscoche.es/marca-vehiculo/pieza-de-repuesto-opel.html  

 

Tienda detailing

¡TODO PARA MIMAR TU COCHE!

Se compran revistas de coches antiguas

Ofertas en el email

pieldetoro@telefonica.net

 

 

 

 

 

Seat 128/3p vs Ford Fiesta "S" vs Seat 1200 Sport

 

La gasolina sube, las limitaciones de velocidad se generalizan, el tráfico aumenta… el automóvil deportivo, el deportivo de verdad, o, al menos, lo que se consideraba hace algunos años, no muchos, como tal, está de capa caída. La semana pasada presentábamos en estas páginas la prueba del novísimo Porsche 928, un “monstruo” capaz de hacer 250 km/h con un precio de compra de siete cifras –como los teléfonos de las capitales- y dispuesto a consumir, rodando fuerte con él, un par de decenas de litros de combustible a los 100 km . Que hoy en día se fabriquen y se vendan coches como éstos, parece un contrasentido y sin embargo, así es.

 

El mercado de los coches deportivos parece orientarse en dos direcciones muy diferentes: Por un lado, esto vehículos impresionantes, de prestaciones, precio y acabado superlativo, que conservan, contra viento y marea, un mercado reducido pero real y muy rentable.

 

En segundo lugar los “deportivos” –entre comillas-, directamente derivados de vehículos de gran serie, dotados unas veces de un motor algo más potente, otras de una carrocería ligeramente retocada, que son, fundamentalmente, VEHICULOS POLIVALENTES respondiendo perfectamente a los usos múltiples que hoy en día se imponen.

 

El lanzamiento del Ford Fiesta –con su versión “S”- y el recientísimo del SEAT 128/3p, ha cortado la hierba bajo los pies del SEAT 1200 Sport, cuyo impacto en un sector del mercado prácticamente virgen no pudo ser explotado comercialmente por la limitada capacidad de producción de Inducar, encargado de la fabricación de su original carrocería.

 

Técnicamente bastante parecidos -dimensiones, cilindrada, motor transversal y tracción delantera- van dirigidos al mismo público. Esto es lo que nos ha incitado a enfrentar la versión de 1.200 c.c. del SEAT 128/3p con el Fiesta “S” y el SEAT 1200 Sport, habiendo excluido, conscientemente, al Renault 5 TS y al Simca 1000 Rallye, puesto que el primero –que en el número 799 comparábamos con el Ford Fiesta “Ghia”- parece entar a una clientela más “selecta” (para comprenderlo basta observar la publicidad que de él realiza FASA) y el segundo, de técnica radicalmente opuesta, está concebido para el mercado específico de los apasionados a la competición automovilística.


CARROCERIA

 

DIMENSIONES

 

De los tres coches el Ford Fiesta cuenta con la carrocería más compacta. Su longitud total es de 3,56 m . frente a los 3,82 m . del 128 y los 3,66 del “Sport”. Su anchura, por el contrario, es mayor ( 1,567 m . en lugar de 1,60 m . y 1,554 m . respectivamente) y también la distancia entre los ejes y la anchura de lso mismos. Estas características, que van a determinar de forma decisiva las condiciones generales de habitabilidad, espacio disponible, etc. hacen del Ford Fiesta vencedor indiscutible de este apartado.

 

HABITALIDAD

 

Lógicamente el Ford Fiesta cuenta con una enorme ventaja, debida –también es verdad- a su concepción de vehículo polivalente, más marcada que la de sus oponentes, 128 y “Sport”. El Ford Fiesta cuenta con una carrocería que en este terreno supero, aunque ligeramente, al SEAT 127 con quien la comparación sería más equitativa. SEAT o Fiat, podrá siempre decir que de sus dos coches -128 y 1200 “Sport”- existen versiones que con las mismas, o muy próximas, dimensiones exteriores y elementos mecánicos idénticos ofrecen una habitabilidad netamente mayor. Lo reconocemos, pero el cliente compra un coche y a la hora de comparar a estos tres “deportivos” el saldo es favorable al Fiesta, seguido, lógicamente, del 128 3p. que cuenta, en algunos puntos concretos, con ventajas sobre el Fiesta, como es la posición de la rueda de repuesto bajo el capó, más fácil de acceso.

 

MALETERO

 

El SEAT 1200 “Sport” queda prácticamente descalificado por la exigüidad –relativa, se entiende- la colocación y el poco práctico sistema de apertura de que dispone su maletero. De los otros dos, el Ford Fiesta está una vez más por delante. Su volumen de carga total es superior al metro cúbico (1.205 dm 3 ) por sólo 920 dm 3 el 128 3p, siendo más fácil el rebatido del asiento así como más ancho el portón y su umbral de carga más bajo. Tanto uno como otro, presentan una características muy favorables con un gran volumen de carga cuando las circunstancias lo exigen; no así el SEAT 1200 “Sport” que adolece del defecto clásico de los auténticos deportivos, como ocurriría con el 128 coupé antes de su transformación en 3p., y ello añadió a la presencia en él de la rueda de repuesto.

 

VISIBILIDAD

 

La línea de cintura del Ford Fiesta es baja con una gran superficie acristalada. El estudio de las carrocerías del 128 y 1200 “Sport” no han buscado la misma eficacia y ello se nota en lo que a la visibilidad se refiere. Ambos, están lejos de ofrecer las mismas condiciones que el Fiesta y en el 1200 “Sport” hay que criticar una visibilidad trasera bastante mediocre. La posición del conductor, con los asientos muy bajos, hace que se reduzca aún más su visión y ello es notable sobre todo en el 128 3p, el pero en ello, donde se tiene la impresión de que el capó está situado por encima de nuestra vista. En conducción nocturna es contrariamente el 128 3p el que se ha presentado como el mejor dotado, gracias a la presencia de cuatro proyectores, muy por delante del Fiesta –al que unos faros halógenos le serían imprescindibles- y del 1200 “Sport”.

 

EQUIPO

 

Destinados a un público que exige cierto acabado y un equipo más completo que los modelos básicos, los tres disponen de un nivel aceptable, aunque el Fiesta merecería el simbólico tirón de orejas por haber incluido como “opciones” ciertos elementos que son realmente necesarios y que, además, se montan en serie. Estando muy próximos unos de otros nuestra elección se inclina por el SEAT 128 3p, que ofrece el conjunto más completo y homogéneo perfectamente adaptado al vehículo. El Fiesta “S” tiene, como el “Ghia”, esa horrible consola central, toda ella en plástico deformable de una dimensiones enormes y que no justifica, ni con mucho, las molestias que proporciona al conductor por el simple hecho de alojar un relojito de cuarzo y –opcionalmente- el auto-radio.

 

ESTETICA

 

Difícil –y comprometido por lo criticable- es realizar un juicio comparativo entre tres carrocerías tan diferentes como las de estos vehículos. El SEAT 128 3p, el más recientemente presentado en España, puede adolecer de unas líneas un tanto anticuadas con su calandra agresiva o rectangular, pero tal vez haya que buscar en ello su atractivo. El Ford Fiesta “S” lleva, a pesar de los coloridos chillones y la banda lateral, una carrocería que es la misma que la de sus hermanos “L”, “N” y “Ghia”, lo cual, sin ser un defecto, nos impide una identificación inmediata con la aspiración “deportiva” que anuncia. El SEAT 1200 Sport es de todas el más original. Se puede decir, y es verdad, que se trata de un modelo único, de gran personalidad y sin parentescos conocidos. Es, además, un producto genuinamente español y eso también vamos a valorarlo. Nuestra elección personal y muy matizada, por él.

 

LA SUPERIORIDAD EL FORD FIESTA “S”

 

La superioridad del Ford Fiesta “S” es muy fuerte, imponiéndose gracias a dos factores fundamentales: En primer lugar, su concepción de turismo compacto (cinco plazas) le da una habitabilidad, capacidad de carga, etc. Indiscutiblemente mejores que a los otros dos, diseñados buscando, de una forma un otra, una líneas deportivas. Al mismo tiempo hay que considerar que son casi cinco años el tiempo que separa la elaboración del Ford Fiesta de la del Fiat 128 y esta distancia en años se tiene que notar. El Ford Fiesta es más moderno y ello se nota.


MECANICA

 

MOTOR

 

Los dos modelos fabricados por SEAT cuentan con el mismo motor, el de 4 cilindros que también equipa el 124 D y cuya cilindrada de 1.197 c.c. es superior a la del Fiesta (1.117 c.c.). No vamos a enjuiciar la calidad intrínseca de cada uno de estos dos grupos motores, ambos excelentes, limitándonos a comparar sus características.

 

Gracias a la superior cilindrada, los SEAT cuentan con 14 CV más que su rival (67 CV contra 53) y un par máximo de 9,2 mkg, en lugar de 8,16 mkg. La potencia del motor SEAT se caracteriza por llegar muy alta –el par máximo a 3.700 r.p.m. mientras que en el Ford se sitúa en las 3.000- pero su régimen está limitado a 5.600 vueltas, 400 menos que en el Fiesta. Un motor más brillante pero algo menos elástico con el que los dos SEAT, en igualdad, se encuentran mejor dotados.

 

CAJA DE CAMBIOS

 

No se puede decir que ni nguno de estos tres “deportivos” tenga una caja de cambios realmente deportiva. Si empezamos por el Seat 1200 “Sport” hay que criticar su dureza y falta de precisión, un defecto importante para quien le gusta la conducción deportiva. El Ford Fiesta cuenta con una caja de cambios cuya calidad es extraordinaria, una de las mejores que existen, diseñada exclusivamente para él, pero que tiene un defecto. Es una caja que no se adapta tampoco a la conducción deportiva, al tener un recorrido excesivamente largo en la palanca, lo cual se traduce en una pe´rdida de tiempo en los cambios de marcha. El SEAT 128/3p, por su parte, aún contando con una mejor calidad que el 1200 “Sport” tampoco se distingue por su calidad, con excesiva dureza y dificultad para el paso de alguna velocidad (2.ª a 3.ª y 4ª/3.ª).

 

En nuestra opinión, ninguno de los tres modelos merece la victoria en este apartado.

 

SUSPENSION

 

Como en el apartado del motor nos encontramos con los dos SEAT cuyos elementos están muy próximos en lo que a concepción y a realización se refiere. Prácticamente ambos cuentan con la misma suspensión, tanto delante como atrás, de género independiente también en el eje trasero, adoptando en ambos el sistema McPherson, que es lo que se impone.

 

Respecto al Fiesta, las diferencias se presentan en el eje trasero, puesto que el delantero es de ruedas independientes con el mismo sistema McPherson. La desventaja del Ford está clara al adoptar un eje rígido hoy en día considerado unánimemente –salvo por los técnicos de Ford, suponemos- como inferior a los ejes de ruedas independientes. De los tres vehículos, el 128/3p es el que dispone de una suspensión de mejor calidad.

 

DIRECCION

 

Tracciones delanteras con motor transversal los tres, dirección de cremallera en todos los casos. La dirección resulta en todos ellos suave y precisa, pero es el Fiesta el que ofrece este elemento con mejor calidad. En parado, para las maniobras de aparcamiento, su ligereza es realmente sorprendente y, siendo su radio de giro de 9,3 m . ligeramente inferior al de los otros dos.

 

En el tráfico urbano o en carretera la dirección del Ford Fiesta, ayudada por un volante de dimensiones y posición idóneas, reduce el esfuerzo a realizar y aunque en recorridos con muchas curvas cerradas tengamos la sensación de que la dirección se ha quedado “loca” su control no resulta difícil y forma parte de la especial manera de reaccionar de este vehículo. La mejor capacidad de guiado y mayor suavidad dan a la dirección del Ford Fiesta “S” una ligera, pero definida superioridad respecto a los otros dos.

 

FRENOS

 

La presencia de un servofreno en coches de pretensiones deportivas, está considerada por algunos como un sacrilegio. Esta no es nuestra opinión y, menos aún, al tratarse de vehículos como los que estamos enjuiciando. Pensamos que el servo, bien estudiado, es un elemento de seguridad y de confort, que no quita nada a la “deportividad” del pilotaje y que mejora el frenado en todo tipo de circunstancias. De los tres coches, el 128/3p cuenta con el servo como elemento de serie y el Fiesta como opción prácticamente obligatoria. Sólo el SEAT 1200 “Sport” carece de él. Por lo demás, los tres disponen de una implantación semejante con discos delanteros y tambores traseros, siendo el mando hidráulico con doble circuito. La superioridad del SEAT 128/3p tanto sobre el papel, como en la práctica, nos ha parecido indiscutible.

 

ESTRUCTURA

 

Prácticamente idéntica en los tres vehículos con el motor delantero y en posición trasversal, con transmisión a las ruedas delanteras. El del Ford Fiesta inclinado hacia atrás permitiendo un mejor aprovechamiento del espacio y rebajando el centro de gravedad. La caja de cambios está situada a continuación del motor, haciendo cuerpo con el par cónico. Los elementos mecánicos pertenecen a la gran serie y ello es una garantía de robustez y de facilidad de entretenimiento y de repuestos. Entre todos, es el Ford Fiesta el que presenta unas estructuras más afinadas, en parte gracias a la experiencia de otros constructores que se lanzaron hace años en este técnica del motor transversal y que ahora Ford ha sabido integrar y explotar al máximo consiguiendo situarse prácticamente a la cabeza de su tecnología.

 

EL SEAT 128/3P

 

El SEAT 128/3p presenta una ligera pero real superioridad mecánica con respecto al Ford Fiesta “S” y al SEAT 1200 “Sport” gracias a sus mejores cualidades en lo que a frenos y suspensión se refiere.

 

Justo es decir, como la puntuación refleja, que los tres vehículos se encuentran muy próximos con una calidad elevada.


CONFORT

 

ASIENTOS DELANTEROS

 

A pesar de un diseño muy logrado, los asientos delanteros del SEAT 1200 “Sport” tienen el gran inconveniente de su falta de espesor, que se nota al cabo de unos cuantos kilómetros por el característico dolor de espalda. En el Ford Fiesta “S”, el confort es superior –el mejor de los tres- pero se le puede criticar, en un coche de presentación deportiva, la ausencia de reposa-cabezas y el no ser suficientemente anatómico. Los del SEAT 128/3p son muy envolventes con reposa-cabezas reglable y algo más mullidos que los del 1200 “Sport”.

 

CLIMATIZACION

 

El SEAT 128/3p tiene el grave defecto de carecer de tomas de las ya generalizadas salidas de aire reglables y direccionales que permiten una ventilación del habitáculo y de los ocupantes sin necesidad de abrir las ventanillas. Es un defecto que parece incomprensible cómo ha pasado desapercibido a la hora de lanzar esta reciente versión 3p. En el SEAT 1200 “Sport” la eficacia de la calefacción-ventilación está apoyada por la existencia de unos elementos que en el Ford Fiesta también existen, pero situados demasiado lateralmente, no cerrando de forma hermética y de reglaje aleatorio. De los tres es el 1200 “Sport” el que mejor ha resuelto el conjunto de la climatización.

 

SILENCIO

 

Una de las mejores cualidades del Ford Fiesta es precisamente el haber logrado un silencio de funcionamiento excepcional. Comparados con él, los otros dos resultan ruidosos, tanto en lo que se refiere al motor como al conjunto de los elementos mecánicos. La concepción aerodinámica del Fiesta, ha permitido también un paso del aire sin silbidos parasitarios, terreno en el cual está también por delante de sus oponentes en el mercado. Entre el 128 y el 1200 “Sport” nos es difícil establecer una diferencia de nivel sonoro, estando ambos vehículos prácticamente igualados.

 

El Ford Fiesta “S” nos ha parecido más confortable y para ello, cuenta con la ventaja que le proporciona su carrocería más amplia, pero también con la preocupación llevada al máximo de mejorar el silencio dentro del habitáculo, elemento hasta ahora un tanto despreciado por los conductores.


 

PRESTACIONES Y COMPORTAMIENTO

 

ACELERACION

 

1.000 m . salida parado:

 

SEAT 128/3p 36,5 seg.

Ford Fiesta “S” 35,9 seg.

SEAT 1200 “Sport” 35,0 seg.

 

La mayor motricidad del Ford Fiesta le permite obtener un resultado honorable, aunque el SEAT 1200 “Sport” se encuentra ampliamente por delante suyo.

 

VELOCIDAD MAXIMA

 

SEAT 128/3p 144,7 km/h .

Ford Fiesta “S” 143,8 km/h .

SEAT 1200 “Sport” 158,4 km/h .

 

ESTABILIDAD

 

Los dos SEAT se muestran con una estabilidad superior a la del Ford Fiesta “S”, que a pesar de la inclusión de una barra de torsión antibalanceo, sigue siendo un coche delicado de conducir en situaciones próximas a su límite de adherencia. Entre el SEAT 128/3p y el 1200 “Sport”, las diferencias de comportamiento son mínimas, puesto que cuentan con una suspensión prácticamente idéntica. Sin embargo, el 128/3p puede considerarse como algo más estable que el “Sport”.

 

MANEJABILIDAD

 

El Ford Fiesta “S” que ha salido mal parado en la confrontación con sus oponentes a la hora de las “performances”, se saca la espina con una mejor manejabilidad, gracias a la posición de conducción, más acomodada, a una dirección más suave y precisa y a sus menores dimensiones. Es precisamente en ciudad donde esta facilidad se aprecia mejor, pero en carretera también puede llegar a ser un elemento importante. La excelente visibilidad hacia delante, reduciendo grandemente los ángulos muertos, es otro elemento que hemos tenido en cuenta.

 

El SEAT 1200 “Sport” es, claramente, el más “performante” de los tres. Su velocidad punta y aceleración están por delante de las de sus rivales; su estabilidad cede, aunque no con un margen muy grande al Ford Fiesta.


 

ECONOMINA

 

CONSUMO

 

El Ford Fiesta tiene un motor de menor cilindrada alimentado por un carburador de un solo cuerpo que se presenta menos exigente que en los dos SEAT. Estos, están equipados con un doble cuerpo y son motores con curva de potencia más puntiaguda, lo cual se traduce, en la práctica, por un consumo más elevado. El Ford Fiesta cuenta con una relación peso/potencia más desfavorable que el 1200 “Sport” y que el 128/3p, pero su mejor coeficiente de penetración aerodinámica le permite mejorar su consumo respecto a los otros modelos.

 

PRECIO DE COMPRA

 

La diferencia en los precios franco fábrica de estos tres modelos es apreciable, siendo el más caro el 1200 “Sport” (286.000 pesetas), seguido del 128/33p (260.000 pesetas) y el más barato el Fiesta “S” (233.000 pesetas, incluido la opción del servofreno).


 

NUESTRA OPINION: EL FORD FIESTA “S” POR DELANTE

 

El sistema de enjuiciamiento que hemos empleado –y que nos parece bastante objetivo- da la ventaja al Ford Fiesta “S” que se ha mostrado superior en tres elementos, mientras que SEAT 1200 “Sport” y 128/3p 1200 ganaban cada uno en uno.

 

El cómputo total de los apartados ganados por el Ford es también superior (11 contra 4 y 6, respectivamente) pero, y ésta es tal vez la gran paradoja, el Ford Fiesta ha resultado ganador habiéndose mostrado inferior precisamente en el terreno en que un coche “deportivo” debería mostrarse con mayores triunfos: el de las prestaciones. Ello viene a corroborar la que siempre hemos dicho, que la comparación global entre varios vehículos sólo tiene sentido como orientación para el lector, posible comprador. Se pueden comparar las performances entre sí, el consumo, etc etc, dejando bien claro cuáles son las ventajas de cada coche en cada terreno. La elección definitiva, la valoración definitiva, es alto totalmente subjetivo y en este caso concreto lo estamos viendo, puesto que quien busque un coche con cualidades deportivas, deberá escoger el SEAT 1200 “Sport” o el 128/3p, y eso una prueba global no puede reflejarlo.


· Texto: Ramón Criado (VELOCIDAD nº 810, 19-Marzo-1977 )

 

 
 
 

 

 

 

 

Otras pruebas relacionadas

 
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 

Comentarios de los lectores: 24
 

 

1. Jose llerena

Pero chavales, como vais a comparar un coche de colección como el bocanegra que no hay ni 200 en todo el mundo en estado originAl no restaurado con los otros que se fabricaron por cientos de miles y en el caso del fiesta por millones? No hay color y el que lo compare no tiene idea. Yo doy gracias porque tengo un boca inmaculado , para ello no solo debes tener dinero sino encontrar a alguien que te lo quiera vender que es lo mas difícil. Los otros los hay a miles.

 

2. Jose llerena

Pero chavales, como vais a comparar un coche de colección como el bocanegra que no hay ni 200 en todo el mundo en estado originAl no restaurado con los otros que se fabricaron por cientos de miles y en el caso del fiesta por millones? No hay color y el que lo compare no tiene idea. Yo doy gracias porque tengo un boca inmaculado , para ello no solo debes tener dinero sino encontrar a alguien que te lo quiera vender que es lo mas difícil. Los otros los hay a miles.

 

3. rayito

Yo, al igual que 1430 "full" creo que en su día si hubiera escogido el Fiesta, pero hoy en día cualquiera de los dos seat, sobre todo el Bocanegra, me parecen más llamativos y exclusivos. También estoy de acuerdo con aquellos que opinan que quizá la comparación no erstá demasiado bien compensada. Quizás con el Fiesta 1.3 hubiera estado mejor, pero de todas maneras, felicito a los realizadores de esta página que tantos buenos y largos ratos me hace pasar. Un saludo para ellos.

 

4. Daniel

Yo me quedaria sin lugar a dudas con el ford fiesta s, ya que su consumo es menor y a penas se nota la diferencia de kilometros hora.

 

5. vicent

Una prueba más equitativa hubiera sido el Fiesta 1.1 con el R5 GTL Y EL 127 1010,con potencias de 54,50 y 52cv.respectivamente.Para comparalo con los Seat Sport 1200 y 128 lo justo sería hacerlo con el Fiesta 1.3,tos ellos con una potencia similar.

 

6. Ton

La comparación si que es un poco forzada, los modelos de seat era eminentemente más deportivos y el ford mas utilitario, eso si, mi opinión es que el Ford es muchísimo mejor en calidad, no se le puede comparar, mi primer coche fue un ford fiesta guia 1.1 y en aquel entonces también estuve mirando un 127, solo ponerse al volante de cada uno parecen totalmente distintos, el fiesta estaba ya usado pero se observaba la calidad de los ford por todos los lados con lo cual acabe decidiendome por el ford mucho mejor acabado y de mejor calidad. un saludo

 

7. Ricardo Acosta

Como que esta algo incongruente la prueba ¿no lo creen? si se hiciera esa comparativa hoy en dia sería como comparar un Peugeot 107 contra un Seat Ibiza GTi y un Opel Corsa OPC

 

8. CX TURBO2

(para carlos fdez) pues estos de la Ranult son mas copiones......bueno dentro de poco tiempo saldra tambien el sustituto del C5. Saludos

 

9. charly

yo esta prueba la veo un poco descabellada y el veredicto final dando por vencedor al fiesta ya desquiciante, pero porque no comparan la version 1.3S del fiesta con las versiones 1200 del 128 y 1200? estoy totalmente de acuerdo con el forero sergio alberola en que los comentarios no son nada objetivos y se favorece claramente al fiesta.
por ultimo recordarle a sergio alberola que tanto las versiones 1200 como las 1430 del seat 128 3p no tienen parangon en fiat, pues alli los motores que llevo fueron los 1100 y 1300 con 64 y 75 cv respectivamente, siendo al igual que los 1200 sport, 127 4puertas,127-1010cc, 1430 y 133 un producto netamente español.viva la seat y el 128 3p.saludos a todos

 

10. carlos fdez

que no se olviden de poner la prueba del RENAULT 21, ademas de la del RENAULT 11 y porque no la del CITROEN AX.cxturbo2 que dices del proximo renault laguna ¿no te parece muy parecido al c5? saludos forer@s

 

 

       Siguientes>>

 

 

Comentarios desde pieldetoro

 

Nombre: 
Email: 
CODIGO DE SEGURIDAD requerido: introduzca el  número 1234 
Comentario: 

Comentarios desde facebook
 
 

 

 

¡MAS DE 4.000 REVISTAS ORIGINALES!

Buscar en el texto descriptivo:
Revista:

 

 

 

 

Tienda detailing

¡TODO PARA MIMAR TU COCHE!

 
 
 
www.repuestosauto.es