Lotería de Navidad pieldetoro

 

  

 

www.repuestosauto.es

 

 

Tienda detailing

¡TODO PARA MIMAR TU COCHE!

Se compran revistas de coches antiguas

Ofertas en el email

pieldetoro@telefonica.net

 

 

 

 

COMENTA LA PRUEBA DEL DODGE 3700 GT

 

 
 

Dodge 3.700 GT

 

Reportaje sobre el Dodge de Carrero Blanco

 

VIRTUDES

DEFECTOS

· ESTÉTICA FORMIDABLE · PRECIO Y POTENCIA ELEVADOS
· ENORME CONFORT · DESEQUILIBRIO EN FRENADA A GRAN VELOCIDAD
· SERVODIRECCIÓN · SALPICADERO EN IMITACIÓN A MADERA
· BAJO RÉGIMEN DE GIRO · EXTRAÑO SISTEMA DE LA MARCHA A ATRÁS

 

El Dodge 3.700, en sus dos versiones, viene a prolongar, por el extremo de los precios más altos, la gama de modelos de la actual producción nacional. Es, sin duda alguna, el coche más grande y más caro que se ha producido en España hasta la fecha. No hay que pensar mucho para darse cuenta de que el mercado de este modelo es muy restringido y no se trata, en manera alguna, de un modelo al alcance del gran público, que, por su elevado precio, sólo podrá acariciarlo. en sueños. No obstante, sí podemos asegurar que el número de ventas de estos vehículos será un claro y significativo índice del potencial económico de algunos españoles, pues es evidente que, en este caso más que nunca, la posesión de uno de estos automóviles es un "sígno externo de riqueza".


 

INSPECCIÓN A COCHE PARADO

 

Lógicamente, la primera sensación experimeniada al enfrentarse al Dodge 3.700 GT es la de grandiosidad. La línea en general es típicamente americana, correspondiente a un sedán 4 puertas. En su parte trasera, hacia los bordes superiores de la carrocería, se insinúan unas formas angulosas que nos quieren recordar aquellas otras, a modo de derivas, que hicieron famosas los Cadillac. Desde luego, no es más que un ligero recuerdo. Para el amante de los vehículos de empaque, no cabe duda de que estamos frente al coche de sus suenos.

 

En la parte frontal nos encontramos con unos faros dobles cuyo pequeño diámetro no es acorde con la magnificencia del conjunto. Una vez en el interior, se confirma a ún más aquella primera sensación de lujo que habíamos recibido. , Las cinco plazas para que está construido el vehículo disponen de una.serie de ventajas apreciables. Las dos delanteras son butacas y las tres de atrás se sitúan sobre un amplio asiento corrido, en el que, cuando sólo vayan dos personas, se puede hacer aparecer un comodísimo reposabrazos escamoteable La tapicería es en pana, con diversidad de colores. El acabado es muy bueno y no se ven puntos en los que aparezca descarnada la chapa, sin forro ni protección alguna. La climatización es formidable y se ha conseguido con la instalación de un equipo acondicionador de aire que, aunque haya contribuido notablemente a elevar el precio final, cumple perfectísimamente su cometido.

 

Los asientos delanteros son reclinables, hasta llegar a encontrar el mismo nivel de los traseros, constituyendo entonces, dentro de las limitaciones, propias del caso, una cómoda cama. Sobre un panel de mandos o salpicadero construido en imitación a madera, se encuentran situados el cuentakilómetros, velocímetro, tacómetro, termómetro de agua, manómetro de aceite, amperímetro y el indicador del nivel de esencia. Un reloj eléctrico completa los instrumentos de este modelo.

 

La radio se encuentra en el centro del salpicadero, al alcance de cualquiera de los dos pasajeros de delante. El limpiaparabrisas dispone de dos velocidades, que satisfacen la necesidad de disponer de un parabrisas limpio en poco tiempo, por muy violenta que sea la lluvia que nos esté cayendo. Queremos indicar también que, como en la inmensa mayoría de los automóviles, el Dodge 3.700 GT posee seis ángulos de visibilidad nula. El mayor de todos, de doce grados, se sitúa hacia la parte trasera derecha y basta para ocultar completamente a nuestra mirada un 600. que se encuentre a treinta metros de distancia.


 

RENDIMIENTO

 

Nos encontramos, como dijimos anteriormente, frente al típico vehículo americano. De régimen de giro bastante bajo -4.800 r.p.m.su máxima potencia 165 CV SAE la consigue por medio de una cilindrada de 3.687 c.c., cifra a la que los españoles no estamos muy acostumbrados. El par motor es de 33 m-Kg a 2.400 revoluciones por minuto y su relación de compresión, como cabía esperar de un motor de origen americano, es extremadamente baja: 8,4:1, esto es, semejante a la de un Seat 850 Normal. Un árbol de levas lateral, con apoyo en cuatro cojinetes antifricción se encarga de abrir y cerrar a su debido tiempo las válvulas de los seis cilindros en línea que posee el motor. La carburación se efectúa por medio de un carburador doble cuerpo, que es capaz de mover a muy respetable velocidad los 1.897 kilos que pesa nuestro vehículo cuando va completamente cargado

 

Sólo 6 mm. impiden al Dodge 3.700 GT alcanzar una longitud de 5 metros. La anchura total es de 1,88 m. y de alto tiene 1,395 m. La batalla o distancia entre ejes es de 2,819 m. y la vía oscila de 1,432 m. en el eje delantero a 1,483 metros en el trasero. El vehículo es relativamente bajo, pues sólo se encuentra a 22,1 cm. por encima del suelo.


 

VELOCIDADES

 

La palanca de selección de velocidades es muy corta y hay que cogerla de una forma ligeramente incómoda al seleccionar las marchas hacia adelante. Esto es consecuencia del extraño sistema de introducción de la marcha atrás, sistema que, a nuestro parecer, debiera haberse evitado. La velocidad máxima anunciada por el fabricante para este vehículo es de 176,6 Km/h. Nosotros no hemos conseguido pasarle de 168 Km/h. reales, por lo que deducimos, a la vista de lo que entonces marcaba el velocímetro, que existe un error en éste de un diez por ciento, aproximadamente.

 

No obstante, consideramos que la velocidad de crucero más apropiada para este vehículo se puede establecer entre 130 y 140 Km/h. El grupo que monta el Dodge 3.700 GT es un 3.23/1 que, teóricamente, hace corresponder por cada 1.000 r.p.m. del motor unas velocidades lineales de 12 Km/h. en 1ª; 19,3 Km/h. en 2ª; 26,3 Km/h. en 3ª; y 37,2 Km/h. en 4ª. Esto es, las relaciones de desmultiplicación son, respectivamente, 3,09, 1,92, 1,40, 1 y 3 en la marcha atrás. De este modo, hemos conseguido los l00 Km/h. con cinco personas a bordo y salida parada en 14,8 segundos y el kilómetro con salida parada en 36 segundos. Con este grupo se pueden superar pendientes del 47,2 % en 1ª; 28,2 % en 2ª; 20,8 % en 3ª, y 14 % en 4ª.


 

TRANSMISIÓN

 

La transmisión está constituida por un tubo de acero especial que lleva acoplado en su parte delantera una junta universal del tipo cruceta y agujas. El embrague es monodisco en seco. La superficie de fricción del mismo es de 510 centímetros cúbicos, teniendo el disco 6 mm. de espesor, con resortes amortiguadores de torsión. Todas las velocidades son sincronizadas. La versión del 3.700 sólo posee tres marchas hacia adelante, no estando sincronizada la primera. El pedal del embrague, como el resto de los pedales, es de gran amplitud y no es necesario precisar mucho en su búsqueda con el pie izquierdo. Dadas las características generales de este modelo de automóvil, podría crearse una versión con cambio automático.


 

SUSPENSIÓN

 

la suspensión delantera es mediante barras de torsión independientes con amortiguadores hidráulicos telescópicos de doble efecto. Está presente, como no, la barra estabilizadora. La suspensión trasera es de eje rígido con ballestas semielípticas asimétricas y amortiguadores hidráulicos telescópicos, también de doble efecto. El comportamiento del sistema de amortiguación y suspensión del vehículo no desdice de la tónica general de comodidad y lujo que emana desde el más pequeño rincón del vehículo.


 

DIRECCIÓN

 

Quizá sea éste el punto más llamativo o que causa mayor extrañeza en todos los dispositivos del Dodge 3.700 GT. Parece mentira que se pueda mover con tanta facilidad el volante de una mole de 1.412 Kg. de peso en vacío, peso que nos recuerda el ruido producido por las ruedas al moverse sobre ell asfalto, a impulsos del volante. Sin embargo, es cierto y hasta un niño pequeño podría hacerlo, por difícil que parezca. Y esto estando parado, porque en marcha, la suavidad es, si cabe, aún mayor. Esta enorme facilidad de manejo de la dirección, de otro modo la maniobra de aparcamiento del vehículo sólo podrían realizarla los físicamente superdotados, se consigue con servoasistencia.

 

Es una servodirección que posee una relación de desmultiplicación de 15,7:1. En total, el número de vueltas que da el volante para llevar las ruedas de una posición extrema a la otra es de 4. El diámetro de giro entre bordillos es de 11,82 metros.


 

FRENOS

 

Los frenos delanteros son de disco de 278 mm. de diámetro, autoventilados, mientras que los traseros son de tambor con zapatas autorregulables. Ambos sistemas son completamente independientes, pues poseen, cada uno de ellos, una canalización individual para el accionamiento hidráulico, sistema que es común a ambos. La acción del freno es progresiva y el efecto del servo de que va asistido no se hace patente hasta que no se aprieta el pedal un poco más. Se ha conseguido, eso sí , evitar aquella desagradabilísima y peligrosísima aparición en tromba de los efectos del servof reno. En el Dodge 3.700 GT el servo funciona con gran elasticidad y suavidad cumpliendo perfectamente su misión.

 

A diferentes velocidades, hemos medido las distancias de frenada, obteniendo los siguientes resultados: A 50 Km/h. hemos parado en 8 metros. A 80 Km/h., en 22,5 m. A 100 kilómetros hora, en 31,8, y a 120, en 47,2 metros. Como se ve, la detención se logra en, aproximadamente, un tercio de la distancia reglamentada en el Código de la Circulación. No obstante, hemos de advertir que, por encima de los 100 kilómetros/hora, puede resultar muy peligroso solicitar de manera brusca los servicios del servofreno, pues el coche, girando sobre su lado izquierdo, se atraviesa completamente en la calzada.


 

ESTABILIDAD

 

Las llantas de que va equipado el Dodge 3.700 GT poseen cinco radios en chapa estampada y van provistas de "humps" de seguridad. Traducido literalmente, esto significa "jorobas" de seguridad. Se trata.en realidad de un artilugio o dispositivo que sirve para evitar la salida del neumático de la llanta. Los neumáticos son, por tanto, sin cámara, de medidas 185 SR X 14", ofreciendo pues una sección muy generosa. Todo ello ayuda a corregir y controlar cualquier posible derrape, pues el vehículo, aunque muy ligeramente y debido quizás a la enorme acumulación de peso, por la colocación del motor en la parte delantera, es subvirador.

 

A esta eficaz corrección de derrapes colabora, de forma muy apreciable, la enorme facilidad de manejo de la dirección y el hecho de que, en la misma, las holguras brillen.por su ausencia. El comportamiento del vehículo en curvas muy cerradas es todo lo aparatoso que cabía esperar de un coche de cinco metros de longitud y casi mil quinientos kilos de peso. La sensibilidad al viento es muy baja, si no inapreciable, precisamente por esa superabundancia de dimensiones y porque el centro de gravedad del. vehículo, dada la poca elevación de éste sobre el suelo, se encuentra relativamente bajo.


 

CONSUMO

 

El depósito de gasolina tiene una capacidad de sesenta y ocho litros. Como el consumo que hemos establecido en carretera ha sido de 16 litro por cada 100 kilómetros, esto confiere al 3.700 GT una autonomía de unos 400 kilómetros. La determinación del consumo en capital ha resultado ser todo lo crítica que acostumbra. De cualquier modo, podemos asegurar que raramente bajará de los veinticinco litros cada 100 kilómetros. Esta cifra puede, lógicamente, adquirir valores insospechados a nada que la circulación adquiera gran densidad.


 

COSTO POR KILÓMETRO

 

Continuando con el habitual sistema de incluir todos los gastos de seguro, combustible, entretenimiento, etc., durante los primeros diez mil kilómetros, equivalentes a un período de un año, obtenemos un costo de unas 16 pesetas por kilómetro, valor al que sólo debe darse un valor orientativo, pues no debemos olvidar la multitud de circunstancias que condicionan todos estos cálculos.


 

El Dodge de Carrero Blanco

 

En el mundo del automóvil, también hay vehículos clásicos que sobresalen por pertenecer a un hecho histórico concreto que les dio el salto a la fama. En España, hoy en día, ningún otro vehículo tan famoso en ese aspecto como el automóvil en el que falleció el Almirante Carrero Blanco en 1973.

 

Como todo el mundo sabe, el 20 de Diciembre de 1973, a primeras horas de la mañana, el almirante acudió a su misa diaria en la calle Serrano, después de haber sido recogido en su casa por su automóvil oficial. Tras la ceremonia, el coche rodeó la manzana de la iglesia, y pasó como todos los días, por la calle Claudio Coello, y justo detrás de la iglesia, a la altura del nº 104, los terroristas de eta hicieron explosionar la gran bomba que habían acumulado en un túnel debajo de la calle, asesinando vilmente a tres personas.

El coche del almirante era un Dodge 3700 (no "dart", como suelen decir por ahí), uno de nuestros clásicos más populares. El Dodge 3700 se comenzó a fabricar en 1970 y se terminó de fabricar en 1977. En concreto, el del almirante era uno más de los Dodges de color negro brillante encargados por el gobierno para hacer de coche oficial de diversas personalidades. Por entonces, se fomentaba el favor a la industria española, y en lugar de encargar marcas extranjeras, el estado optó por el Dodge fabricado en Villaverde, aunque también es verdad que posteriormente no se ha vuelto a fabricar en España un coche "grande" de proporciones representativas como aquel, por lo cual, lógicamente hoy en día, los coches oficiales suelen ser "Mercedes" o "Audi", etc.

Estado en el quedó el coche tras la explosión

 

El parque móvil de Ministerios de entonces se llenó pronto de esos Dodge de color negro, los cuales ostentaban la matrícula "PMM", coches que se usarían hasta pasados unos años, para posteriormente, ser subastados cuando fueron sustituidos por otros más modernos.

 

Al menos, dos de ellos se quedaron en el camino, "muriendo en acto de servicio": El Dodge en el que viajaba el político Fernando Herrero Tejedor, que se estrelló contra un camión en 1975, falleciendo dicho político en el accidente, y el Dodge del Almirante Luis Carrero Blanco, que es el protagonista de este artículo.

 

Cuando los terroristas hicieron explotar la carga de dinamita, la onda expansiva subió totalmente en vertical, abriendo un enorme socavón en la calle, y ocasionando varios desperfectos en los edificios cercanos, aunque si la onda hubiese marchado en otra dirección, podrá perfectamente haber hundido dichos edificios. Debido a este efecto vertical de la onda, el coche de Carrero Blanco fue impulsado verticalmente con una fuerza terrible, y el Dodge, de más de una tonelada de peso, subió hasta más de 20 m. de altura, chocando con la cornisa del colegio contiguo, dando una vuelta de campana al tejado y cayendo después al patio interior del edificio. Uno de los curas del centro, lo vio desde una ventana e intentó socorrer a los ocupantes, pero fue inútil.

 

Durante mucho  tiempo hubo discusiones sobre si el Dodge del almirante era o no blindado, cosa que parece ser que no lo era. Aprovechando ésta situación, Chrysler España, fabricante del vehículo, emitió un comunicado en una revista, en el que alababa la fortaleza de sus Dodges, dando unos detalles que no eran oportunos para el triste momento, pero en los que se decía que el coche era totalmente de serie, sin blindaje alguno, y que al no haberse desintegrado por la explosión, daba muestra de la fortaleza y solidez de los Dodge 3700. Asimismo, el comunicado publicitario decía que cuando los equipos de rescate acudieron a socorrer a las víctimas, una de las intermitentes del Dodge estaba aún funcionando. (Ésta intermitente es probablemente la que el infortunado chófer del vehículo accionó cuando giró desde la calle Juan Bravo hasta Claudio Coello, y que no dio tiempo a que se apagase automáticamente al girar el volante).

 

La explosión ocurrió justo debajo del coche, y según los entendidos, hacia la parte trasera, por lo que se apreciaba al ver los daños del coche. Los tres ocupantes del vehículo estaban distribuidos así: Chofer (José Luis Pérez Mogena, 32 años); copiloto (policía Juan Antonio Bueno, 50 años) y en el asiento de atrás, el almirante, de 70 años. La peor parte fue la del copiloto, falleciendo éste instantáneamente. Carrero sobrevivió unos minutos y  respecto a la parte del chófer, debió ser la menos afectada, pues José Luis Pérez vivió unas horas más, falleciendo en el hospital.

El Dodge protagonista de éste triste suceso, fue posteriormente colocado en el Museo del Ejército de Madrid, en donde durante una década se le pudo ver en una de sus salas. Realmente daba impresión la vista del Dodge destrozado, que sin embargo, permanecía entero, sin haberse partido ni nada por el estilo.

Dibujo realizado por Juan D. Se aprecian los daños sufridos por el  coche

 

Sus principales daños eran el aplastamiento del morro, con concavidad profunda en la aleta izquierda, nrotura y desaparición de todos los cristales, excepto el trasero, que sólo tenía un agujero, desaparición de medio techo ( la parte correspondiente a alante),  ruedas reventadas, interior completamente deformado (se veía una gran masa de cojines de espuma manchados de sangre), y lo más espectacular exteriormente: el maletero doblado en forma de "V", apuntando hacia arriba, con todos los pilotos desprendidos.

 

El Dodge fue retirado del museo a mediados de la década de 1980 y se trasladó al museo del ejército de Toledo, en donde permanece hoy día guardado en un sótano, sin acceso del público.

J.D.

 

BIBLIOGRAFÍA: Manuel Campo Vidal "Información y servicios secretos en el atentado al presidente Carrero Blanco"

 

Diarios y periódicos de 21 de Diciembre de 1973.

 

Gracias a Juan D. por el texto y las ilustraciones.


 

 
 
 

 

 

 

 

Otras pruebas relacionadas

 
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 
   
 
 

Comentarios de los lectores: 165
 

 

1. javalinquin

9-ese coche debia de ser de enero del 73,saludos.

 

2. sport02

Camino del colegio en los ya lejanos 80 solia ver algunas veces un extravagante,aparatoso y elegante 3700gt negro como una noche sin luna,con aquellos cromados brillantes como un espejo,solia estar aparcado a la puerta de un pequeño garaje donde un señor bajito solia estar pasando el trapo como no queriendo que cojiese polvo o bien sacando brillo a sus cristales con una balleta,siendo el unico que recuerdo haber visto en aquel barrio de currantes cuando las calles eran invadidas por utilitarios mas comunes,verlos era poco comun al menos por aqui,quizas las repetidas ocasiones que dieron las imagenes del atentado donde se distinguia el modelo de coche por una llanta,o aquella pelicula en la que El Lute es trasladado y escoltado a su futura carcel y tantas otras peliculas en las que de una u otra forma lo identifique asi como las imagenes de telediarios de aquella epoca donde sacaban a los altos cargos de estado fueron la causa que le llamaran la atencion a aquel chiquillo..

 

3. alfonso

Hola,tengo desde hace un año uno igual que el de la portada.Tengo varios clasicos y os aseguro que no es gaston para lo que se hacia en la epoca.Si alguien es de jaén o cerca aqui llevais mi correo y mi tlf por si alguien quiere probarlo, un saludo.629485940, aoh_3@hotmail.com

 

4. Dodge

El Dodge español nació del Dodge argentino y no al revés. De español tenía poco y nada.

 

5. albertro

Tremendo el 3700 gt que recuerddos

 

6. albertro

Tremendo el 3700 gt que recuerddos

 

7. JUAN MANUEL

TENGO TODOS LOS RECUEDOS DE MI NIÑEZ EN ESTOS COCHES YA QUE MI PADRE TUBO 6 DODGE Y NO HEVISTO VH MAS CONFORTABLE PARA IR DE VIAJE A LUGO POR LAS CARRETERAS DE HACE YA 30 AÑOS UN SALUDO A TODOS

 

8. Jorge Alberto

para vuestra información os dire a ciencia cierta que el coche no estaba blindado,yo tengo uno del 75 y cuando le quito la funda no me canso de pensar:es precioso,saludos.

 

9. pepa

HOLA MI MARIDO TIENE UN DOGE 3.700 GT ES PRECIOSO ES LA ILUSION DE SU VIDA PUES EL TENIA UN GRUPO DE ROCK LLAMADO DOGEBILLYS

 

10. Pedro

Mi padre tuvo un 3700 gt azul con el techo negro de Polivinilo ( así se decia en el catalogo ), era un Maquinón, no tenía velocidad punta, pero tenía mas fuerza que un tractor, el volante de madera y aluminio iba firmado por Graham Hill, y se metía unos 15 litros a los cien sin apretarle mucho. El de mi padre era manual y sin A/A, el coche tenía un grán problema, que era quer si frenabas bruscamente, el coche se atravesaba en la carretera, nos lo hizo en varias ocasiones a poca velocidad, motivo que hacía que no fueses en el coche muy seguro, ya que al cruzarse podia venir otro y liar el accidente. El coche era matricula CR-5654-A, y lo teníamos en Socuellamos ( Ciudad Real ), le costó a mi padre 375.000 Pts ( aún guardo la factura ), comprado en TRAMOTOR de Villarrobledo. cuando mi padre lo compró, el litro de gasolina valía 8 pesetas, y se podía mantener, pero pronto pasó a costar 16 pesetas, y pronto pasó a 21, pts, por lo que mi padre decidió venderlo, se lo vendió a un fulano que le metió un motor de gasoil, y por tanto se lo cargó. Pasados los años y por motivos de mi trabajo, conocí a un ingeniero de la Barreiros que me facilitó muchas anecdotas de ese coche, como que el motor que montaba, también lo montaba un camióncillo de Barreiros, y tivieron muchos problemas para adaptarle la caja de cambios, ya que ese motor estaba pensado para un camión de poca envergadura. También me comentó el ingeniero, que fué un coche que tuvieron que sacar un poco deprisa y corriendo, ya que era recien llegada Crysler, y no tenía ningún modelo competitivo en el mercado, por lo que tuvieron que coger los planos de un coche que ya circulaba en EEUU, y recortarle los picos para adaptarlo a España,fué un poco un "engendro", que al final les salió redondo. El mercado portugues se llevó unos pocos, y algunos se vendieron en el sur de francia. Este mismo ingeniero me comentó que el repuesto ibamuy lento, ya que no se esperba que este coche tuviera la aceptación que tuvo. En definitiva, este coche es una joya y una rareza para los coleccionistas. Es una espinita que tengo clavada el que mi padre lo vendiese cuando yo tenía 18 Años ( hoy no lo hubiesemos vendido) , es realmente una joya, y también les digo a los coleccionistas que lo tengan, que no lo vendan, que junto con el Citroen GS, es un coche que en el futuro valdrá una fortuna, ya que no han quedado casi ninguno.

 

 

       Siguientes>>

 

 

Comentarios desde facebook
Comentarios desde pieldetoro
Nombre: 
Email:
CODIGO DE SEGURIDAD requerido: introduzca el número 1234
Comentario: